La escolta del sultán - Sultan Boueitai (Otomo, Takachiho & Takadera, 1982)

El señor Otomo (en la primera historia) junto con el señor Takachiho (Dirty Pair), como guionistas, y un dibujante desconocido, Akihito Takadera, fueron los artífices en el año ’82, de un manga característico. Con un dibujo que luce por su alto nivel de detalle, japonesas dosis de humor y de acción, todo mezclado con un guión inteligente a la par que loco, lo convierten en un clásico de recomendadísima lectura. Consta de tres historias cortas:

Una tarde de perros

Lucha entre clanes de un grupo yakuza. Un grupo de “simpáticos mercenarios” contratado por uno de los clanes, se convertirá en objetivo de todos, con apocalíptico resultado.

¡Ahí llega "Lolita"!


Sobre como tres “simpáticos delincuentes” de poca monta, que no quieren dejar de serlo, consiguen destruir media ciudad sin proponérselo. Perseguidos por uno de los clanes yakuza y el detective de antes.


La Escolta del Sultán

Los tres “simpáticos delincuentes” de la historia corta anterior, son ahora tres “simpáticos policías” a las ordenes del detective conocido por todos. En este caso; un aeropuerto, el parlamento y el barrio de Shinjuku, son los escenarios del debacle resultante cuando estos tres hacen acto de presencia.




2 desperdicios en el patio:

Fio dijo...

Lo leí hace mucho tiempo (es lo que tiene ser vieja), pero recuerdo que con la segunda historia estuve días riéndome, con lagrimones incluidos. Era ver un par de viñetas (que, por cierto, todavía tengo en la memoria... esa chica volando por los aires enseñando las bragas) y partirme la caja sin poder evitarlo xD

CryingMonsteR dijo...

Sí sí sí... ese estilo de dibujo sobrecargado y lleno de detalles, muy al estilo de Otomo, en un plan más serio este último, o de Shirow, de una manera más fácil visualmente, con toques de Hisashi SAKAGUCHI, y si me apuras, Satoshi Kon, cuando dibuja historias cortas cómicas. ¡ESOS Sí QUE SON MANGAKAS!. Yo también me reí, no tanto, pero me reí. La segunda historia es la que tiene más detalles de ese estilo, la tercera es un caos de acción y la primera es más tipica de Otomo, con cosas graciosas pero más "políticas". ¡Grande grande!

Publicar un comentario